Los manglares y humedales costeros tienen una alta exposición y vulnerabilidad ante el cambio climático, sumado a la gran amenaza de degradación ambiental, lo cual pone en riesgo la provisión de servicios ambientales esenciales para la sociedad en general, como son: la captura de carbono, la protección contra huracanes, el hábitat de fauna, la regulación climática, la calidad del agua, la provisión de miel y madera, etc.

Galeria